madre de dragones

“Si es cierta la mitad de las anécdotas que nos llegan de la bahía de los esclavos, esa niña es un monstruo. Dicen que tiene sed de sangre, que quienes osan contradecirla acaban empalados para sufrir una muerte lenta. Dicen que es una bruja que alimenta a sus dragones con carne de recién nacido, que rompe juramentos y treguas, que se burla de los dioses, amenaza a los enviados y se vuelve contra aquellos que la sirven con lealtad. Dicen que es insaciable, que se aparea con hombres, mujeres y enucos; hasta con perros y niños, y pobre del amante que no logre satisfacerla. entrega el cuerpo a los hombres para poseer su alma.
(...)
-Dicen -repitió Haldon- ¿Quién lo dice? Los esclavistas, los exiliados a los que han expulsado de Astapor y Meereen. Simples calumnias.
- Las mejores calumnias están aderezadas con un toque de verdad - apuntó Qavo- pero el verdadero pecado de la chica es innegable. Esa niña rrogante ha decidido acabar con el tráfico de esclavos, y el tráfico de esclavos nunca fue exclusivo de la bahía. Formaba parte del comercio mundial, y la reina dragón ha enturbiado las aguas. Tras la Muralla Negra, los señores de sangre antigua duermen inquietos mientras oyen a sus esclavos afilar los cuchillos en la cocina. Los esclavos cultivan nuestros alimentos, limpian nuestras calles, instruyen a nuestras jóvenes, vigilan las murallas, reman en las galeras, combaten en las batallas... Y cuando miran hacia el este ven el brillo lejano de esa jóven reina, la rompedora de cadenas."
George R. R. Martin, "Danza de dragones"

2 comentarios:

Por favor, deje su comentario después del tono. Le responderemos cuando podamos, y como podamos (lo que generalmente será peor de lo que usted espera).

Muchas gracias por su mensaje.

Piiiiiiiip