mientras dormía...

algunas notas mientras el mostro duerme (¡aleluya!)

pasa en las películas... y me pasa a mí!
En el curso de preparto me limaron el cerebro explicándome que los partos "en avalancha" (esos que salen en los noticiosos y transcurren en cabinas de peaje, colectivos y/o patrulleros) son casos raros. Rarísimos. Que, a contramano del slogan, lo que pasa en las películas NO pasa en la vida.
Lo que no tenían en cuenta es que a Poroto le gustara ser la excepción a la regla...

El guardia de seguridad que me vio entrar al sanatorio renunció a su empleo por considerarlo insalubre. Nadie le dijo que iba a tener que lidiar con embarazadas posesas, que caminan con las piernas abiertas mientras profieren maldiciones en cuatro idiomas y lanzan llamas por los ojos.
El pobre hombre trató de ofrecerme una silla de ruedas. Una hermosa idea, si pretendía sentarme sobre la cabeza de mi vástago, a punto de salir a saludar en el medio del hall.

números
Trabajo de parto: 4hs.
Duración del parto en sí mismo: 30 minutos.
Peridural: bien gracias.
Peso del mostro: 3.775 Kilos
Largo: 52 cm
Verlo salir (hinchado y violeta cual personaje de Avatar): no tiene precio -ni nombre, ni explicación posible-. 

bienvenida
Llegamos del sanatorio, todos ansiedad y alegría. Media hora después Poroto se cagó en mi cama, manchando sábanas, cubrecolcón y la mitad de mi humanidad mientras yo pensaba cómo puede un ser humano de ese tamaño cagar de semejante manera.
Mientras lo cambiábamos -intentando no desnucarlo- procedió a mearse la cabeza (porque entra en el modo manguerita regadora ON cada vez que se ve liberado de los pañales.) 
Y para darle un final a todo lujo, una vez limpio y precioso, decidió vomitarse por completo, emulando a Linda Blair en el Exorcista.
¡Qué besha es la maternidad!
no comments
La próxima vez que escuche salir de la boca de algún adulto frases como: "¿Ese nene no tiene frío?", "¿No le habrás puesto mal los pañales?", "Cuidado la cabeza", "Ya les tomó el tiempo", o consignas similares, procederé a tomar cualquier elemento contundente y lo revolearé directo al cráneo del susodicho adulto intentando dejarlo sin el don del habla (y si es posible de la vida).
Están avisados.

de terror
En 15 días pasé de ser una mujer trabajadora y activa a ser... una teta. 
Una teta zombie. 


6 comentarios:

  1. Todavía no sé si horrorizarme, felicitarte o reirme.

    Creo que todo junto.

    Me encantó este post :)

    ResponderEliminar
  2. Tremebundos detalles que intentaré olvidar el día que quiera tener un engendrecillo, jajajaja
    A pesar y gracias a todo eso... felicidaaaaaades!!!! Besotones!

    ResponderEliminar
  3. envidia lo de solo 4hs de trabajo de parto... mi esposa tuvo 12 y luego decidieron que si no quería salir, la iban a sacar aunque ella no quisiera y fue tijeretazo y afuera...
    El que tuvieramos una nena nos ahorro el tema del modo manguera, pero no nos salva de los comentarios de otros adultos... sobre todo de mi vieja que siempre ha tenido infulas de mama pata.

    ResponderEliminar
  4. envidia lo de solo 4hs de trabajo de parto... mi esposa tuvo 12 y luego decidieron que si no quería salir, la iban a sacar aunque ella no quisiera y fue tijeretazo y afuera...
    El que tuvieramos una nena nos ahorro el tema del modo manguera, pero no nos salva de los comentarios de otros adultos... sobre todo de mi vieja que siempre ha tenido infulas de mama pata.

    ResponderEliminar

Por favor, deje su comentario después del tono. Le responderemos cuando podamos, y como podamos (lo que generalmente será peor de lo que usted espera).

Muchas gracias por su mensaje.

Piiiiiiiip