casa porota

porque empecé a pensar en esto ni bien apareció la segunda rayita en el Evatest
porque me compré una máquina de coser para hacer los almohadones, banderines y cintas (y después no la usé nunca más, toda una decepción para Concubino que pensó que por fin iba a tener dobladillos en sus pantalones)
porque esas letras de yeso me costaron un perú y rompí como veinte
y porque él todavía ni se entera (aunque se hipnotiza frente a los muñequitos de la pared cada vez que lo cambio) comparto el cuarto de Poroto con ustedes
y aprovecho a jurar ante estos santos evangelios (?) que la máquina de coser volverá a las canchas en algún momento
no desesperes, Concubino, ya dejarás de pisarte los pantalones
si así no lo hicieras, que dios y la patria costurera me lo demanden




4 comentarios:

  1. ESPECTACULAR!!
    Esa piecita es un sueño y Poroto (cuando entienda más) va a estar feliz de tener ese lugar como propio, es hermoso todo :)

    <3

    ResponderEliminar
  2. Es hermooooooooso! Y antes que el pobre concubino se vaya de trompa al piso, hacémele el rueeeedo paaaabre! jajaja

    ResponderEliminar
  3. Me había olvidado de comentar acá que me ENCANTÓ este cuarto!! Los números de la pared me parecieron muy Dr Seuss... Deliré?

    ResponderEliminar
  4. Gracias muchachas.
    Prometo hacer los ruedos por el bien de concubino.
    Y sí, puede que los números tengan una onda Dr Seuss, pero fue acsolutamente inconsciente...

    Muchas de las ideas son afanadas de acá (un blog que me da ganas de llorar permanentemente porque quiero hacer toooodo): http://www.designspongeonline.com/

    ResponderEliminar

Por favor, deje su comentario después del tono. Le responderemos cuando podamos, y como podamos (lo que generalmente será peor de lo que usted espera).

Muchas gracias por su mensaje.

Piiiiiiiip