el reino de la pelotudez

A pesar de la cara que ponga Concubino frente a la siguiente afirmación, no por ello deja de ser cierta: no me compro mucha ropa, casi nada. Gastar 200 pé en una remerita de morondanga (qué linda palabra morondanga) me parece un despropósito. Lo mismo con los zapatos y demases.
Peeero... 
Pero tengo ciertas debilidades, que son más potentes que toda la fuerza de voluntad del mundo. Y para peor, hay casas que se dedican sólo a ofrecerme esos objetos por los que siempre siempre termino desembolsando algún dinero.
No mucho, porque son pequeñeces, innecesarias todas... Pavaditas, como diría mi madre. En resumen y hablando en criollo: pelotudeces.
Por ejemplo:
1. Todo Moda: señor José Todo Moda, lo odio profundamente. Si hubiese un país de la pelotudez, sus locales serían la capital.  Llaveritos, libretitas, bolsitos, collares, anillos, pañuelos. Listo. Los odio.
2. "Regalerías": hablo de esos lugares en los que venden chucherías para la casa. Tazas, decoraciones para la heladera, muñequitos (oh, las kimmidoll), abrelatas graciosos, etc. Después no sabés dónde cazzo meter la cantidad de porquerías que compraste, y descubrís que no hay casa que pueda albergar semejante cantidad de adornos y utensillos... pero son taaaan lendos.
3. Librerías: ¿Por qué Staples, por qué te tenías que mudar tan cerca de casa? Eh? ¿Era necesario? Son necesarios los 35 lápices negros, las cajitas llenas de chinches, clips y gomitas de colores, las gomas de borrar con formita (oh dios, tengo 12 años)... ¿Por qué me hacen esto?

Un día, les juro, voy a pasar por la puerta de cualquiera de sus negocios infames y no voy ni a mirar la vidriera. En serio.
En serio. 

Bueh, la vidriera, ¡pero nada más!

Y usted, lector(a) ¿a qué pelotudez no se puede resistir?

4 comentarios:

  1. en todo moda vamos igual. Eso sí, siempre siempre siempre entro y compro el manojo de tres gomitas para el pelo. Y como tengo gata, siempre siempre siempre las necesito ;)

    mi otra debilidad se resuelve solita. Me tientan como casi nada en el mundo los zapatos de una marca determinada que se niega a fabricar calzado que le quede puesto a mis pies. Así que... voy por ahí convenciendo a Hermana y amigas de que se compren ellas esa preciosura que yo no puedo tener. (snif)

    ResponderEliminar
  2. Mmm Todo Moda no me llama demasiado, pero seguramente se debe a que no hay ninguno que me cruce accidentalmente en el camino.

    Mi debilidad son las boludeces para la casa, que después jamás uso porque soy la anti-ama de casa. Reina Batata, mi perdición inútil.

    Also: zapatos (esp. chatitas) baratos.

    ResponderEliminar
  3. Me acabo de comprar 2 lapiceras ( ambas de ositos) en okko ( aunque hubiese querido comprar el local entero).
    Tambien odio los bazares y a las que venden vajilla por el face.
    Un desquicie jaja.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Maigod, TM es una perdición, compro boludeces que después no uso pero que son adorables. Los bazaares de los chinost también son un antro del demonio, no puedo entrar y salir con las manos vacías. Lo mismo con las librerías "escolares" o "de oficina".

    Tenemos vicios muy parecidos!!

    ResponderEliminar

Por favor, deje su comentario después del tono. Le responderemos cuando podamos, y como podamos (lo que generalmente será peor de lo que usted espera).

Muchas gracias por su mensaje.

Piiiiiiiip