Odol pregunta (y contestá, o te bajo los dientes)

La convivencia a veces puede ser pantanosa. No, no quise decir espantosa y se me mezclaron las letras. Digo pantanosa, porque hay momentos de la vida compartida con otro en los que toda la buena voluntad, el amor, el diálogo o las pocas ganas de soportar su cara de culo no son suficientes, y una decisión se convierte en un callejón sin salida. No hablo de grandes elecciones como la compra de un inmueble, las vacaciones, o el tipo de educación que la vas a dar al pobre vástago que está en tu vientre; hablo de cosas tan insulsas como: ¿qué comemos?, ¿a dónde vamos?, o ¿cine o película en casa?
Y frente a estas situaciones cotidianas, repetidas hasta el hartazgo, hay una frase, un conjunto de palabras que me hace hervir la sangre y que podría considerar la peor frase de la historia de la humanidad -bueh, más o menos-. Es el famoso "Lo que quieras, me da lo mismo".
Una frase que generalmente viene acompañada de una postura corporal ad hoc, que podría denominarse la posición del potus ibéricus.
Veamos.
Situacion 1:
Sábado a la tarde. A se dirige a B, que está desparramado en el sillón del comedor.
A: - ¿Querés ir a caminar por el Jardín Japonés o nos quedamos mirando tele?
B, utilizando la menor cantidad de músculos corporales posibles: - Como vos quieras, me da lo mismo.
Por la frase A puede colejir que al susodicho le da igual cualquier opción. Pero no hace falta ser profesor de neurolingüística para darse cuenta de que el sólo esfuerzo al realizar su respuesta ya le produjo calambres. Entonces, ¿le da lo mismo?
Esta situación, me dirán, se puede arreglar fácilmente: que A haga lo que se le cante y si al otro no le gusta que se embrome por no decir nada. Ok. Por ahora sigamos. 
Evaluemos la siguiente situación. 
Situación 2:
Novia a Novio más o menos reciente: -El sabádo es la fiesta de comunión de mi hermanito en Plumas Verdes (léase: la concha de la lora) ¿Querés venir?
Novio, con cara de potus ibéricus: -No sé. Como vos quieras.
¿Decime qué catzos quiere decir eso? Si no quisiera que vengas no te invito. Entonces, si te pregunto es porque quiero, lo que estoy intentando saber es qué querés hacer vos. No yo. Yo ya me conozco. 
¿Se entiende por qué esta respuesta me hace estallar la vena de la sien cual petardo ilegal? Justamente porque NO es una respuesta.
Un día podés estar sin ganas de decidir. Ok. Pero no siempre.
No te puede dar lo mismo comer mondongo que sushi Rulo. No te puede dar igual ir al cine con unos amigos que acompañar a tu sobrinita adolescente al recital de Ricardo Arjona.
A mí no me mientas Rulo. No te-da-lo-mis-mo.  
¿Entonces? ¿Pensás que dejando la decisión en mis manos me dejás contenta y evitás un posible conflicto?
Lamento decirte Rulo, que estás equivocado.  Que lo único que me provocás con la posición del potus ibéricus es ganas infinitas de arrancarte los pelos de las cejas con los dientes (?).
Porque si quisiera vivir con un ente sin voluntad que me acompañara en cualquier decisión sin decir palabra, me hubiese comprado un Tamagochi. 
A mí no me da lo mismo lo que quieras hacer o te guste. Por eso pregunto. Alguna pizca de voluntad te debe quedar.  O te convertiste en un potus y no me di cuenta.
La próxima vez contestame Rulo, o voy a empezar a regarte todas las mañanas. 


Nota final, para todos los Rulos del mundo: Se vienen las fiestas. Se van a tener que enfrentar a la gran pregunta: ¿la pasamos con tu familia o con la mía?
¿Qué van a contestar? ¿Les da lo mismo?
Vayan preparando la respuesta.

10 comentarios:

  1. a mí también me enerva hasta el llanto ese 'me da lo mismo'. claramente, no te da lo mismo, entonces, jugate con una respuesta y aguantate las consecuencias.

    yo curé a mi marido [de espanto :P] a fuerza de repetir, cada vez que recibía esa respuesta, algo así:

    Cecil: qué querés comer?
    H: Cualquier cosa, me da lo mismo.
    Cecil: Bueno, te pongo una papa cruda en el plato y yastá.

    lleva su tiempo, pero al final se erradica la cosa [?]

    ResponderEliminar
  2. jajaj, apoyo tus postura, pese a que estoy llena de rulos.

    ResponderEliminar
  3. Jajaja respuesta típica si la hay!

    Pero tenés toda la razón.

    Es horrible contestar (porque una también cae en eso, a veces, ¿o me vas a decir que si el cónyuge pregunta '¿vamos a comer de mamá hoy?' una no responde un 'lo que vos quieras' para salir del paso y evitar la hecatombe que se desataría si en realidad dice 'no, porque sabés que no soporto a la turra de tu madre') o que te contesten eso.

    Qué falta de indecisión. Qué falta de compromiso. Qué falta de... paciencia tenemos algunas

    ResponderEliminar
  4. Te acompaño en el sentimiento. En mi caso, esa es casi la única respuesta que obtengo diariamente. Mi solución: me lo tomé a pecho. Así que en mi casa se hace casi indefectiblemente LO QUE YO QUIERO. Total, a él le da lo mismo...

    ResponderEliminar
  5. Cecil He pensado en ese tipo de soluciones. Lo que temo es que Concubino termine mordisqueando una papa cruda con tal de no decidir!
    La idea es que responda, no que se intoxique...

    Banfru Entonces usté sería Rula. El género ante todo.

    Bella Seeeh, haciendo un mea culpa (qué fea frase, la culpa como el orín), muchas veces el "como vos quieras" sale de esta boca.
    Pero durante una extensa observación de campo en diferentes ámbitos e individuos he descubierto que la frase tiene un tinte masculino marcado.
    No vamos a generalizar, pero lo dicen siempre los varones.
    Jaaa

    Ann ¿Y a esta altura usté sigue preguntando? ¿O ya directamente hace lo que se le canta sin realizar ninguna encuesta previa?

    ResponderEliminar
  6. El "como vos quieras" es todo un tema. ya que soy el unico ente masculino de la zona, planteo el punto inverso.
    cuando te preguntan ¿jardin japones o seguir hechado? se ve claramente que la otra persona quiere ir al jardin japones y que vos queres seguir hechado, por ende, preguntar solo implica lo siguiente: si decis: "vamos al jardin japones" estas yendo en contra de lo que vos queres para hacer feliz al otro. si decis "quedarme hechado" la otra persona se enoja y salen frases tales como "vos nunca queres salir a ningun lado" y se arma la rosca, y el resultado es que se termina en el jardin japones, pero para colmo, ambos enojados. Esto se debe a que en realidad, preguntar "¿que queres hacer A o B?" en realidad se traduce a "Mejor que quieras lo que yo quiero o si no se te va a armar la bronca!!" Por lo tanto, entre la opcion A y B... el "como quieras" es la opcion C. implica tres cosas: 1, no va a haber bronca (o hay menos posibilidades), 2. si la otra persona te tiene lastima te quedas en tu casa hechado, 3. se hace lo que la otra persona queria (que era el resultado final tanto eligieras A o B) pero sin la bronca de haber elegido B.
    Ahora que me entero que la opcion C tampoco es valida, llego a la conclusion que la unica opcion es A y que por lo tanto, los hombres siempre tenemos la ultima palabra: "Si, mi amor" :-P

    ResponderEliminar
  7. Noooo, yo sigo preguntando, che, que esto no es una dictadura!
    Mirá si algún día tiene una opinión formada! (pasaría exactamente lo que comentaron acá arriba... "VOS NUNCA QUERÉS HACER NADA CONMIGO! NUNCA PUEDO HACER LO QUE YO QUIERO!")
    Win-win for me :)

    ResponderEliminar
  8. ZardwiZ Bienvenido, es bueno escuchar una voz masculina por estos lares.
    Me mató su frase "si la otra persona te tiene lastima te quedas en tu casa hechado". ¡Cómo vamos a andar esperando la lástima del otro! ¡Estamos en el horno!

    Lo que pregunto es: ¿no hay una solución más o menos negociada? Sincera, pero negociada. Estilo: la verdad me quedaría acá tirado pero puedo entender que vos tengas ganas de salir. Entonces, ponele, vamos al Jardín Japonés, pero no le damos de comer a los peces ni presenciamos estoicos el curso de Ikebana, así podemos volver con tiempo para tirarnos un rato. O algo así.
    El intríngulis del Jardín Japonés es complicado. Cosa que no se aplica a cuestiones como "qué comemos". Ahí no tienen excusa, caraho.

    ResponderEliminar
  9. Ann Aaaah, pero entonces usté ¡es una dictadora encubierta!
    No levante la perdiz, a ver si el-que-le-dije se aviva.
    Jaja.

    ResponderEliminar
  10. Se entiende que mi comentario es mezcla de verdad y exageración para no hacerlo tan aburrido :-)
    Lógicamente que hay opciones intermedias y responder "como vos quieras" a todo da ganas de matar a la otra persona.
    Suele pasar con los invitados a tu casa: queres coca, agua o amargo? y te responden: lo que vos quieras?...
    si te ofrezco es porque tenes opciones, si no las tuvieras te diría, tomate este vaso de agua y deja de joder...
    pero bue, a veces la gente se pasa de considerada...

    ResponderEliminar

Por favor, deje su comentario después del tono. Le responderemos cuando podamos, y como podamos (lo que generalmente será peor de lo que usted espera).

Muchas gracias por su mensaje.

Piiiiiiiip