de la necesidad de un sucucho

Cuando empecé a trabajar desde mi casa (hace una eternidad), andaba con la notebook de un lado a otro, bendiciendo la posibilidad de estar ganándome el pan, por ejemplo, recostada en la cama y espiando los programas de chimentos.
Con el tiempo fui descubriendo que este deambular con la oficina al hombro sólo significaba una cosa: no dejaba de trabajar nunca. Porque sí, podía estar en la cama, espiando la televisión, pero eran las tres de la mañana y yo seguía "en la oficina".
Por eso, tener un lugar al que limitar el espacio de trabajo del espacio vital se convirtió en algo imprescindible. Así nació la necesidad del sucucho. Chico, o grande, con o sin puerta, la cuestión es poder, como hace cualquiera, dejar la oficina y llegar a casa, aunque el viaje se reduzca a dar dos pasos.
Hace tres semanas y debido a la próxima llegada de #hija, hube de abandonar mi sucucho para cederlo a la progenie. Los sacrificios de ser madre.
Durante la mudanza estuve perdida. Molesta. Trabajando, otra vez, en la mesa del comedor, en un rincón de la cocina. 
Pero ya está. Tomé posesión del nuevo sucucho (antes conocido como el cuarto de Chino) hace unos días y volví a recuperar mi mundito aparte. Porque aunque se trate de la oficina, también es mi lugar, mi espacio de la casa. Abarrotado de cosas, y libros, y adornitos y muñecos. 
Se los presento. Este es mi sucucho (próximamente me mando a hacer una placa que diga "Mi sucucho" y la cuelgo por algún lado, lo acabo de decidir).






  

12 comentarios:

  1. Que lindo el nuevo sucucho! Y si, creo que esa parte de separar la "oficina" de la casa es de lo mas importante! Poder cortar un poquito es esencial! Debe ser lindo poder trabajar desde la casa! pero claro, todo tiene sus pro y sus contra, no?
    Que tengas lindo finde!
    beso

    ResponderEliminar
  2. Gloria de Soliloquiando5 de octubre de 2012, 16:11

    Si soy honesta ¡¡¡¡¡¡¡¡Me agarró una envidia de tu sucucho, que ni te cuento!!! Lindísimo, y además, como entiendo eso de andar por toda la casa buscando el rinconcito donde trabajar, el que lo tengas ya parece un sueño pero además este es super luminoso y tiene mucho encanto. Felicitaciones por el logro!!! Besos
    Glo

    ResponderEliminar
  3. Quiero un sucucho!!! Mi casa es muy pequeña y a veces me pasa que no sé dónde ponerme.
    Me encantó tu oficina, me encantó!

    ResponderEliminar
  4. ME VOY A IR A INSTALAR A TU SUCUCHO YA!!!!!!!!!! bah no no , niña a la brevedad con necesidad de madre 24 hs....no deja me quedo en casa.Pero es hermoso tu lugar, mientras leia esto ya le dije a concubino "lo necesitooooo!!!!!!!"
    Beso grande!

    ResponderEliminar
  5. ah!! pero esta esplendido ese "sucucho" yo pensé que ibas a estar al lado de las escobas y la tabla de planchar :P
    te quedo DIVINE!!

    ResponderEliminar
  6. Este no es cualquier sucucho, es un sucucho chic!!! Me encanto!!! Me parece que me diste una idea para carteles nuevos, te robo la palabra! Feliz finde!!!!

    ResponderEliminar
  7. felicidades! esta buenisimo!! te digo que con ese sucucho....todos a intentar trabajar en casa!!! la llegada de #hija...ya llego?

    ResponderEliminar
  8. Me encantò tu sucucho! Yo quiero un sucucho asi! Mi oficina es toda la casa... por ende un gran sucucho por doquier. Serà cuestiòn de poner limites! Y la idea de los cajones con los mapas, està muy buena!

    ResponderEliminar
  9. Me encanta tu sucucho y todas las cositas que lo componen. Está buenísimo tener un lugar donde trabajar y procrastinar ♥

    ResponderEliminar
  10. Gracias a todas por sus comentarios. El sucucho no nació así de coqueto.
    En su origen era la "laptop por cualquier lado", pasó a ser un cuartito forrado con cartón y una madera con caballetes (horrenda, no como se usan ahora) como escritorio. Después compramos un escritorio de verdad, y sacamos el cartón de las paredes. Y yo empecé a juntar porquerías, y así hasta llegar a esto. Unos 5 años atrás. (Oh, la vejez)
    La historia del sucucho...

    Besos a todas, y para las que preguntaban, seguimos aguantando los trapos. Las piernas cruzadas, la niña en la panza.
    Ni bien salga tendrán novedades.

    besos!!

    ResponderEliminar
  11. Entonces no te mandaron a Siberia con tu sucucho? Bien ahí!!

    Quisiera verte antes de la llegada de #hija pero entiendo que va a estar bastante compliqueitid...

    Un beso graaande!

    ResponderEliminar

Por favor, deje su comentario después del tono. Le responderemos cuando podamos, y como podamos (lo que generalmente será peor de lo que usted espera).

Muchas gracias por su mensaje.

Piiiiiiiip