regalos

Un teléfono que es un puema.
Dormir un sábado hasta el mediodía, como no puedo desde hace... cuánto, ¿dos años?
Llevar a mi hijo a la calesita, ésa que le aterraba y de la que ahora no se lo puede bajar.
Leer, en silencio, acompañada de la lluvia, mientras los hombres de la casa dormían a pata suelta.

Muchos saludos. Palabras que me llenaron de emoción y de orgullo. Palabras de amigos que nos ven tan crecidos a los dos, a estos padres nuevos y felices. 
Alguna tristeza, también, porque a veces el gris de los días se le pega en el alma a la gente. 

Regalos, muchos regalos. El mejor, haber formado esta familia. 
Este amor que me desborda, que me hace sentir un poco -más- loca.

Y esto (su regalo sin saberlo, porque él canta, todo el tiempo, todo lo que oye, y yo sólo puedo mirarlo y sonreir... y seguir cantando)


8 comentarios:

  1. Placer! Es muy sabio disfrutar de los buenos momentos! Bien por vos!

    ResponderEliminar
  2. Que lindo poder disfrutar de las pequeñas cosas. Me encanta notarte tan feliz! :-)
    beso

    ResponderEliminar
  3. que voz mas dulce, saluditos a ambos ;)

    ResponderEliminar
  4. Chino canta, y yo muero de amor!!! te juro, te juro que no miento, de esas cosas nunca te olvidas.....

    ResponderEliminar
  5. Me estuve riendo todo el finde recordando el show en vivo, ahora voy a reír forever! jajaja.
    A.

    ResponderEliminar
  6. juajuajuajuajua no podes traumar a ese pobre chico desde tan joven!!!!!!!!adore !!!!!besos miles y shhhhhhhhhhhhh disfrute mi´ja disfrute
    <3 <3 <3

    ResponderEliminar
  7. Ayyy me lo recuerdo cantando todo el camino en el auto, y vuelvo a morir de amor!!!

    ResponderEliminar

Por favor, deje su comentario después del tono. Le responderemos cuando podamos, y como podamos (lo que generalmente será peor de lo que usted espera).

Muchas gracias por su mensaje.

Piiiiiiiip